El Observatorio Socio Ambiental pretende ser instrumento que ayude a generar información e incidencia para contribuir con propuestas con enfoque de desarrollo sostenible y generar consensos respecto a actividades productivas que por su naturaleza generan controversias sociales

mineria informal

Cuando uno visualiza el mapa de concesiones en nuestro departamento de Apurímac, con 12 titulares, que abarcan el 54.44% por ciento de nuestro territorio regional, sin contar a los mineros artesanales, estamos frente a un nuevo mapa territorial de la región con nuevos "dueños".

Es por eso que el departamento de Apurímac lidera a nivel nacional en inversiones en minería. Siempre no faltará el vendito, pero, las ventajas y desventajas que convulsiona el bum de la minería en nuestra Región que se encuentran en plena actividad de explotación, son preocupantes de un tiempo a esta parte.

Durante la investigación se visitó las Provincias y zonas de explotación minera en las cumbres altas, acompañados de vicuñas y cóndores, fieles testigos de cómo los hombres cegados por la codicia, se le arrebata de las entrañas a la Mama Pacha, la riqueza que estuvo por siglos escondida, que paradójico es la vida. Nunca habíamos pensado que nosotros viviríamos en carne propia la fiebre de la minería, como la vivieron los americanos con la fiebre del Oro.

En esta edición, Pregón pone en consideración de sus lectores las problemáticas que nos estaría acarreando la actividad de la minería en casi todo el territorio apurimeño.

PROBLEMA SOCIAL

Para muestra un botón. En las zonas de influencia y explotación se está gestando una economía golondrina. En las localidades que no cuentan con yacimientos mineros o no se viene realizando actividades mineras, sus pobladores, personas de ambos sexos y de diferentes edades, están emigrando a realizar trabajos en la minería, siendo la educación la más afectada juntamente que el agro, ocasionando vicios como la informalidad laboral y abandono de trabajo (empleo por enganche), prostitución clandestina (inclusive de menores de edad), trabajadores expuestos a todo tipo de contaminación y no cuentan con las medidas de seguridad e indumentaria. Llamados topos, no se encuentran en planillas laborales, ni cuentan con un seguro de salud y beneficios sociales.

EL NARCOTRÁFICO

Según información confidencial, el narcotráfico es uno los beneficiarios ocultos de la extracción ilegal de minerales. La DEA, agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos para la Lucha Contra el Contrabando y Consumo de Droga, y la Policía Nacional del Perú, informan que el comercio del oro se habría convertido en el mecanismo más eficiente para lavar dinero de acuerdo a informes de las agencias internacionales de lucha contra el narcotráfico. Las ganancias de las drogas sirven para comprar oro ya sea en lingotes, joyas o restos de oro. En Estados Unidos, los refinadores importan cantidades récord de oro de Colombia y Perú. Y en este mercado ilegal y oscuro, Apurímac no está lejos de ser un suministrador directo de los metales preciados.

TRÁFICO DE ARMAS, EXPLOSIVOS Y CONTRABANDO

Negocios más rentables del mundo se fusionan. El tráfico ilegal de armas pequeñas y explosivos tiene como característica principal estar vinculado a redes internacionales ilegales, relacionadas con el tráfico ilícito de drogas y el contrabando. Esta actividad estimula el "mercado negro" de armas para la defensa personal por su bajo costo. A través de esta actividad se incentiva la adquisición de insumos ilegales para las labores de extracción ilícita contribuyendo a su crecimiento. La mayoría de las rutas utilizadas por el contrabando coinciden con la mayoría de las zonas de explotación minería ilegal. Recordemos que el año pasado lo que ocurrió en el distrito de Pachaconas, donde murieron trabajadores informales de la minería por manipular explosivos. Esta manera informal de trabajo sería en todos los yacimientos artesanales de Apurímac donde se utilizan explosivos indiscriminadamente y con desaparecidos que no se dan cuenta.

CONFLICTOS GENERADOS POR LA MINERÍA ARTESANAL-INFORMAL-ILEGAL

En la Región de Apurímac se ha producido un significativo número de conflictos entre mineros artesanales temporales, comunidades campesinas, empresas de la mediana y pequeña minería, titulares de concesiones mineras, pobladores de centros poblados próximos a sus actividades, autoridades locales, regional, gremios y productores agropecuarios.

CONFLICTO CON AUTORIDADES SECTORIALES

La Dirección Regional de Energía y Minas, tiene funciones normativas, concesivas, fiscalizadoras y de promoción de la inversión. Le corresponde esencialmente otorgar los títulos para ejercer la actividad minera y establecer el marco legal adecuado con el fin de que esta se desarrolle en las mejores condiciones de legalidad y productividad. La población que se dedica a la extracción ilegal de minerales realiza movilizaciones para presionar por beneficios y marcos legales que se adecuen a sus intereses.

El Ministerio del Interior/ Policía Nacional (DICSCAMEC), regula la compra, transporte, almacenamiento y uso de explosivos, previa opinión del Ministerio de Energía y Minas. Al actuar al margen de la ley, la extracción ilegal ha promovido la generación de un mercado negro de compra y venta de explosivos.

FUTURO PELIGROSO

Una bomba de tiempo social latente, que dejando de lado la obligación de respetar los derechos humanos, derecho a la vida, interdicción de la tortura y de penas o tratos inhumanos o degradantes, prohibición de la esclavitud y del trabajo forzado, derecho a la seguridad, personajes que estarían posesionados por la avaricia, que a futuro nos podrían dejar una sociedad alto andina, quienes fueron protagonistas de cavar su propia tumba donde enterrarán todas sus aspiraciones e ilusiones de progreso, por no escuchar que el vil dinero que hace daño. A su vez es necesario decir que no se pudo controlar o darle un buen fin, los gobernantes de turno no hagan que el sistema actual quebrado continúe descontrolado nuestra sociedad alto andina.

Fuente:

http://pregon.com.pe/abancay/mineria-informal-en-apurimac-bomba-de-tiempo.html